La Generalitat debe 437.000 euros a la patronal valenciana

Las cuentas de 2018 presentadas ayer por la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) presentan un pequeño desfase de 130.426 euros debido fundamentalmente a la provisión de 489.000 euros realizada para afrontar posibles responsabilidades laborales con los extrabajadores de Cierval, y a la deuda que la Generalitat valenciana mantiene con la patronal, que asciende a un total de 437.000 euros.

Esta cantidad se reparte entre los fondos que le corresponden a la CEV en concepto de la Ley de Participación Institucional, y que ascienden a 260.000 euros y otros 177.000 euros del Tribunal de Arbitraje Laboral (TAL).

Aparte de esta deuda que mantiene contraída la Generalitat, la patronal cuenta con otro agujero de 175.000 euros en concepto de cuotas impagadas.

La CEV celebró ayer su Asamblea anual en la Fundación Bancaja, donde presentó la liquidación de los presupuestos del año pasado, y las cuentas para este ejercicio.

En las mismas, está previsto un incremento del 18,73 por ciento en los ingresos, al pasar de los 2,1 millones de euros de 2018 a 2,6 para este año.

El aumento se debe fundamentalmente, tal y como explicó el tesorero de la CEV, Javier Quiles, a un incremento en el número de cuotas de los afiliados. Quiles señaló que en estos presupuestos solo el 38,57 por ciento de los ingresos proceden de fondos públicos, y de este porcentaje, un 25 por ciento corresponde a la Ley de Participación Institucional.

«Hace cinco o seis años estos porcentajes estaban invertidos y había más participación pública, pero hemos conseguido darle la vuelta», indicó.

Cambio de modelo

Por su parte, el presidente de la patronal autonómica, Salvador Navarro, reclamó al Consell que se forme tras las elecciones del pasado 28 de abril que esta sea la legislatura de la innovación y del cambio de modelo económico puesto que la Comunitat Valenciana «no está en el pelotón de cabeza», tiene menores remuneraciones salariales, inferior PIB per cápita y menores retribuciones empresariales.

Además, de cara a las elecciones europeas del 26 de mayo, Navarro instó a los valencianos a ir a votar, puesto que es muy importante que haya «una Europa fuerte» para hacer frente a nuevos problemas como la guerra comercial entre EEUU y China.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, coincidió con Navarro en que esta ha de ser «la legislatura de la innovación y de la formación profesional» para «subir al caballo» de la nueva economía, y ese proceso tiene que hacerse con la máxima colaboración posible entre las empresas, el gobierno y los intervinientes en el diálogo social, que se acentuará a partir de ahora, manifestó. Puig también se refirió a la sostenibilidad y aseguró que se debe actuar de manera dinámica ante al cambio climático.

Fuente;: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *