La guerra subversiva que Daesh pretende extender por todo el mundo

La guerra subversiva que, de forma creciente, desarrolla el Estado Islámico en diversas zonas del mundo, pasa prácticamente inadvertida a la opinión pública. En muchos casos, se ha quedado con la imagen de la toma de Al Bagur por las tropas kurdo-norteamericanas, como punto final de la recuperación de los territorios ocupados por Daesh a partir de 2014.

Sin embargo, la realidad es distinta y, no sólo por las noticias que difunde la propia banda yihadista a través de su agencia Amaq y el semanario “Al Naba”, sino por La informaciones que llegan a través de medios independientes y creíbles cuando la cifra de muertos supera la veintena. Si son menos….

En la última entrega del citado semanario, se cuentan, entre otras cosas, los enfrentamientos que mantiene Daesh con Al Qaeda en Yemen; los ataques, tanto en África central como oriental; Egipto; Afganistán; el ataque a la prisión de Vakhdat en Tayikistán, probablemente para acabar con los guardianes y enemigos, y liberar a los propios; y lo que es más preocupante, el número de atentados que se perpetrar tanto en Siria como Iraq, como venganza a la pérdida de los territorios que un día ocuparon.

También se da cuenta de secuestros, como el de un “soldado cruzado” (cristiano) en Níger; o el ataque contra un aeropuerto en Nigeria.

Localidades suficientemente conocidas por la opinión pública, por las atrocidades cometidas en ellas por Daesh, como Kirkuk, Palmira, Mosul, Homs y Raqa, aparecen en la lista de atentados de menor o mayor magnitud.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *