La Nucía estalla al lograr su club de fútbol el ascenso a Segunda División B

El gran capitán del Club de Fútbol La Nucía, San Julián, no olvidará jamás el 30 de junio de 2019, ni el ya mítico minuto 93 cuando empalmó en el área pequeña el balón al fondo de las mallas, marcando el gol de su vida, el día de su despedida como jugador, en su último servicio con la elástica rojilla y que le daba al conjunto el ascenso a la Segunda División B. Él fue el culpable de desatar la locura en el Camilo Cano y protagonizar un hecho histórico, ya que será la primera vez que su equipo compita en la categoría de bronce del fútbol español.

En resumen, el CF La Nucía militará en Segunda B tras derrotar en casa por 2 tantos a 1 al Linares Deportivo en un partido de infarto ante más de 3.000 personas que abarrotaron el Camilo Cano y acompañaron al equipo desde su llegada en autobús al campo, para llevarlo en volandas en el partido más importante de su historia. Una vez más la «marea roja» fue el jugador nº12.

A la quinta promoción de ascenso fue la vencida y el club militará en Segunda B junto al Hércules, Barça B, Lleida o Villareal B. El Linares estuvo ascendido casi 40 minutos.

El equipo de Miguel Ángel Martínez hizo historia tras tres trabajadas eliminatorias de playoff de ascenso a Segunda B, derrotando al Logroñés B (primera ronda), Arandina C.F. (segunda ronda) y al Linares Deportivo (tercera y última ronda). El equipo rojillo ganó 4 de los 6 partidos del playoff, empató uno y sólo perdido otro, cerrando una excelente temporada en la que fue segundo del grupo VI de Tercera División.

El partido empezó a todo trapo con mucha tensión y poco fútbol, con el debut del delantero nuciero David Torres, fichado esta semana. Hasta la segunda parte, poca cosa que contar. Fue el minuto 54 cuando todo se puso cuesta arriba cuando Goku derribó al delantero jienense Chendo dentro del área y el colegiado señaló penalty que fue transformado por Javi Bolo. Todo cambió cuando Fran Moreno chutó desde la frontal y el rechace del portero lo cazó David Torres para poner el 1-1 en el marcador, que hizo estallar el Camilo Cano.

Al grito de «si se puede» la afición rojilla llevó al equipo en volandas, en su asedio a la portería del Linares. Los córners y centros al área se sucedían en el área visitante pero no encontraban rematador. El minuto 93, ya un mito en el fútbol de alta competición al enviar San Julián el balón a las mallas. Y originó el estallido popular, una celebración histórica.

Fuente;: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *