La suspensión de la reunión de Puig con Montero provoca nuevas tensiones en el tripartito

Todos los partidos se preparan ya para una nueva convocatoria electoral y así se deja ver en las tensiones que se están produciendo entre el PSPV y sus socios de Gobierno. Las chispas volvieron a saltar al conocerse la suspensión de la reunión que el presidente Ximo Puig tenía previsto mantener ayer con la ministra de Hacienda, María José Montero.

A pesar de querer quitar hierro a la situación, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, no ocultaba su malestar ante la paralización de las posibles liquidaciones a cuenta destinadas a paliar la escasez de financiación. Aunque en público «entendía» el retraso en la reunión para intentar llegar a un acuerdo en Madrid entre el PSOE y Podemos para formar Gobierno.

Aún así, Oltra no quiere que se demore en el tiempo el encuentro en el que, según anunciaba el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, la titular de Hacienda tenía en mente diferentes alternativas para cubrir los servicios básicos que están en riesgo si no llega dinero de Madrid.

Una de las soluciones, según la vicepresidenta, la estudiaban el conseller Vicent Soler y la secretaria de Estado para las «cuestiones más perentorias de la llegada de liquidez, de los anticipos a cuenta y de la cuantía del IVA del 2017 que nos permita hacer las transferencias».

Puig por su parte insistía en que la reunión se llevará a cabo la próxima semana para reivindicar lo que denominó «una cuestión coyuntural que tiene que ver con las liquidaciones de las entregas a cuenta».

Para el presidente, debería ser una cuestión automática e hizo hincapié en que las grandes reformas como las del sistema de financiación, territorial y fiscal «se pueden hacer efectivas en estos próximos meses y años porque es un déficit enorme que tiene la sociedad española para afrontar el futuro».

Aunque ayer no sabía cuando se produciría la reunión, se mostró confiado en la voluntad de diálogo que existe hoy en el Ministerio.

El tercer socio del Botànic, Podemos, también alzó su voz. Ayer la síndica en Les Corts Valencianes, Naiara Davó, exigió a Puig que reclame de nuevo una reunión a la ministra a quien consideró responsable de encontrar una solución para entregar a las comunidades autónomas los pagos debidos. Y rechazó los recortes exigidos sin que se haya encontrado una solución al problema de la financiación.

El síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, en una reunión con los medios de comunicación responsabilizaba a Ximo Puig de la situación de incertidumbre económica para la Comunitat Valenciana, sobre todo tras anularse la reunión prevista con la ministra de Hacienda en la que estaba previsto que aportar soluciones para tratar la falta de financiación. «La irrelevancia de Puig en Madrid la van a acabar pagando todos los valencianos con recortes y subidas de impuestos».

El PP quiere que todos los síndicos vayan a Madrid

Eva Ortíz pedirá que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, reciba a los síndics de los grupos parlamentarios de Les Corts para abordar cuestiones de financiación y recortes ante lo que consideró «el fracaso del presidente» de la Generalitat, Ximo Puig.

Fuente;: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *