La Universitat y la Sociedad Bibliográfica Jerónima Galés promueven la exposición ‘Ferits pels llibres’

Este año se celebra el 25 cumpleaños de la creación de la Sociedad Bibliográfica Valenciana Jerónima Galés (SBVJG), y la efeméride coincide con el 520 cumpleaños de la fundación de la Universitat de València. Con este motivo, se ha organizado una exposición que pone de relieve el amor por los libros y la cultura que ambas entidades han manifestado desde sus inicios.

La exposición está organizada por el Vicerrectorado de Cultura y Deporte de la Universitat de València, la Sociedad Bibliográfica Valenciana Jerónima Galés y la Biblioteca Histórica de la Universitat de València, y cuenta con la colaboración del Archivo Histórico de la Universitat.

El objetivo es mostrar una panorámica de la trayectoria de la bibliofilia, y de los principales bibliófilos valencianos, desde el Renacimiento hasta la actualidad, proponiendo una reflexión sobre el significado del amor por los libros y como se traduce, a veces, el amor por ellos. Pero los libros también cuentan su propia historia, mostrando los avatares (Inquisición, incendios, inundaciones, etc.) que han sufrido a lo largo del tiempo, y como han sobrevivido hasta el día de hoy.

Las piezas seleccionadas se corresponden con varios modelos de bibliofilia. La exposición empieza con la bibliofilia aristocrática y real, representada por el Duque de Calabria, para lo cual se muestra el códice de Flavio Josefo De bello Judaico (Roma, ca. 1475).

En contraposición a este amor por los libros, se muestran varios ejemplares expurgados por la Inquisición, como el incunable de la Divina Commedia de Dante Alighieri (Vinegia: Petro Creomnese dito Veronese, 18 noviembre, 1491.

Por otro lado, se muestran obras relacionadas con la figura del bibliófilo que, con la donación o legado de su colección, posa los cimientos de una “nueva” biblioteca pública, simbolizada por Francisco Pérez Bayer. Se puede ver una de sus obras manuscrita ‘Viaje a Andalucía y Portugal’… realizada entre 1787 y 1802. Después del desastre que ocasionó el bombardeo de la Universidad y el posterior incendio, se produce una reconstitución de la misma por parte de bibliófilos valencianos, como el rector Vicente Blasco, el marqués de Dos Aguas, Mariano Liñán, Vicente Hernández Máñez, Onofre Soler, José María Moles, etc., con obras tan importantes como lo Cançoner de Ausiàs March (entre 1490 y 1600).

Otros modelos se asocian a las figuras de los bibliófilos-libreros de los primeros tiempos del liberalismo como los Salvá; los bibliófilos de modesto origen que supieron sacar partido de la situación del mercado del libro después del periodo desamortizador, representados por el bedel José Gregorio Fuster que legó en la biblioteca el incunable Ethica ad Nicomachum, de Aristóteles (Barcinone: Nicolaus Spindeler, ca. 1481) del cual solo se conoce este ejemplar; y la bibliofilia al servicio de la alfabetización representada por María Moliner, en relación con la cual se exhibe el “Informe de gestión de María Moliner” que se custodia al Archivo Histórico de la Universitat.

Cerrando la exposición, presentamos las sociedades bibliográficas valencianas, iniciadas por Gregorio Mayans y su “Academia Valenciana de la Divina Sabiduría” en el siglo XVIII, y a la cual siguiendo su estela a lo largo de los siglos XIX y XX, se llega a la actual Sociedad Bibliográfica Valenciana Jerónima Galés (SBVJG), fundada en 1994. En la última vitrina se muestra una selección de las obras editadas por la SBVJG, incluyendo la revista Pasiones Bibliográficas.

valencianoticias.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *