Las bases del PSPV piden más concreción a Puig en su apoyo a Pedro Sánchez

El discurso de Pedro Sánchez durante el debate de investidura de Mariano Rajoy ha provocado entre las bases socialistas una reacción contra las manifestaciones de los últimos días del secretario general del PSPV, Ximo Puig, que todavía ayer giraban en torno a «la reflexión, el debate y la comunicación». La mayor parte de los militantes pedían que defina su postura en el caso de que el líder nacional decida dar un paso adelante y acabe presentándose como candidato a presidir el Gobierno de España.

En este momento se hace alusión a los pactos a los que el propio Puig ha llegado con otras fuerzas políticas -nacionalistas y de la izquierda- para presidir el Consell. El argumento de la mayor parte gira en torno a los resultados electorales. «Los ciudadanos han dicho que ahora hay que gobernar de otra manera y es necesario llegar a pactos con aquellos que están más cercanos a nosotros», es el mensaje más utilizado y recuerdan lo que ocurre en la Comunitat.

Hasta ahora, Ximo Puig, no ha querido definirse en ningún mensaje concreto y su indefinición ha sido la bandera enarbolada hasta el momento. No había calibrado, al parecer, la posición del «no es no» que Sánchez ha llevado hasta el final y que, según algunas fuentes, mantendrá también en el seno del partido. Entre la militancia valenciana se aplaude la firmeza del líder nacional del que, dicen, ha sabido vencer las presiones de los barones que defendían, como Ximo Puig, el diálogo y un posible acuerdo, con condiciones, con el PP.

En numerosas ocasiones el jefe del Consell ha rechazado la posibilidad de unas terceras elecciones y en privado incluso ha llegado a cuestionar la idoneidad de los que conformaron la cabeza de cartel en las pasadas elecciones, exigiendo que, tras una reflexión, deberían poner su puesto a disposición de los militantes o, directamente, dimitir.

Ahora las cosas parece que han cambiado entre los socialistas y muy pocos se atreverían a cuestionar el liderazgo de Sánchez en el PSOE. También se espera la posible intervención de Puig en la próxima reunión del comité federal para que manifieste claramente su postura en el caso de que el líder nacional decidiera postularse para una investidura. Muchos critican que hasta ahora no se le ha oído y que siempre envía emisarios.

Otro dirigente que deberá explicarse es el vicesecretario Francesc Romeu quien ha pedido de forma incansable la abstención.

Source: Comunitat Valenciana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *