Las playas de la Devesa y la Malvarrosa, cerradas tras detectar bacterias fecales

El Ayuntamiento de Valencia cerró ayer al baño las playas de la Malvarrosa y de la Devesa -desde la Gola de Pujol hasta la Gola del Perellonet- porque se superaban los niveles permitidos de la bacteria Escherichia coli. Hoy viernes se actualizará la información sobre el cierre de estas playas.

Según fuentes municipales, no hay constancia de problemas en las depuradoras de El Saler y Pinedo. Apuntaron que la posible causa de la llegada de estas bacterias podría ser el aumento del caudal de agua de riego, que podría haber arrastrado aguas con estas bacterias de la zona de Sedaví -Alfafar que desembocan directamente en la gola de Pujol.

A mediados de junio, los ayuntamientos de Valencia y Alboraya restringieron el baño un día en las playas de la Malvarrosa, Cabanyal y Patacona debido al hallazgo de bacterias coliformes en un análisis del agua realizado por la Conselleria de Medio Ambiente.

Asimismo, a finales de junio las playas de la Patacona y Port Saplaya Nord de Alboraya (Valencia) se cerraron dos días al baño, al haber detectado niveles elevados de parámetros microbiológicos.

Tras conocerse la noticia, la portavoz del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, denunció el caos en la gestión del litoral de la ciudad de Valencia. Al respecto, recordó que «en lo que va de verano, el cierre de playas ya se ha producido en varias ocasiones y nadie del Gobierno o mejor del ‘no Gobierno de Compromís-PSPV’ ha tomado medidas para evitarlo y menos para dar una explicación de lo ocurrido».

«Ahora ya no les sirve dar excusas ante su inoperancia diciendo que la culpa es del municipio vecino. Para que el litoral esté listo en verano, los deberes se hacen en invierno, pero ni se ha hecho antes ni ahora. Desde el Ayuntamiento debe hacerse un seguimiento específico y velar por que se eviten este tipo de vertidos que lo único que provoca es una mala imagen para nuestro turismo», apuntó la popular.

Según la portavoz del PP, «no es la única dejadez municipal en la gestión de nuestro litoral». En este sentido, contó que se han vivido momentos de tensión en la playa de Pinedo entre los bañistas que van acompañados de perros con el resto de usuarios al no estar señalizada ni vallada, al inicio de esta temporada, la zona destinada a las mascotas.

Fuente;: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *