L’Oceanogràfic sorprende de nuevo con sus Noches

Tras el éxito del año pasado con más de 50.000 espectadores, el Oceanogràfic de Valencia presentó el pasado viernes la nueva propuesta artística de Las Noches del Oceanogràfic 2018, que este año contó, en la sesión del estreno, con la actuación estelar del popular cantante Roi (OT 2017), número uno en ventas en iTunes y conocido defensor de las tortugas, que estuvo en la presentación.

También, como novedad se incorpora al equipo de nadadoras el único hombre de la Comunitat Valenciana que participa en competiciones de sincronizada, Javier García-Andrade Serrano, del club Azahar Sincro de Castelló.

Las Noches, con el 15 aniversario del Oceanogràfic, se centran este año en un mensaje en defensa de la biodiversidad, con un guiño a la luminiscencia, que algunos insectos producen, lo que servirá para iluminar especialmente los recorridos nocturnos en superficie del acuario.

El director artístico de Las Noches, David Díaz, explicó que «si el año pasado tratamos la evolución del océano a partir de las medusas, este año tratamos el tema del estado y la evolución de la biodiversidad en el planeta».

La coreografía refuerza el tema vehicular de la biodiversidad y su problema en Las Noches…. Los bailarines y bailarinas forman parte de ese todo y son protagonistas de lo que se quiere contar. Al principio se comienza con una coreografía más tranquila, en clave contemporánea, que viene a ser como el despertar de la gente ante lo que está pasando con la naturaleza , el darse cuenta de lo que teníamos antes y de lo que hemos perdido. Se trata de un movimiento muy tranquilo, muy articular, en el que uno de los bailarines se va dando cuenta de todo esto y va despertando a al resto de sus compañeros.

La segunda coreografía es de las más potentes con percusión pura y dura, fuerza energía, bidones, agua, muy enérgica, con mucha potencia y todo pasa al mismo tiempo que se desarrolla la coreografía de la natación sincronizada.

Los bailarines tienen coreografía alrededor del público, lo que les permite transmitir s saber valorar lo que cada uno tiene a su alrededor y darle ese punto de valor por lo que hay. Aquí se pretende transmitir el valor que tiene la biodiversicdad, el darse cuentas , ellos sienten el valor que tiene, el empoderamiento de todo ello , darle el poder que tiene.

El último bloque es la fiesta total en el que todo el mundo está implicado: delfines, bailarines y bailarinas, sincronizada, los 15 años del Oceanográfico, en clave festivas.

Un espectáculo sorprendente que no deja a nadie impasible.

El único hombre que compite

En la Comunitat sólo compite un joven, Javier García-Andrade, que entrena y compite con el club Azahar Sincro de Castellón. Javier comenzó en la temporada 1999-2000 a tomar contacto con la sincronizada y ahora forma parte del grupo de natación sincronizada del Oceanogràfic

Fuente;: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *