Los comerciantes piden a Ribó que no haga «experimentos» en el Ensanche

Comunitat Valenciana. Valencia. Valencia 19-04-2017. El ayuntamiento estudia la futura peatonalizacion de las calles de alrededor del mercado de Colon. Fotografía de Irene Marsilla.

La asociación propone que se reurbanicen las calles previstas desde hace años antes de decidir cambios en el tráfico del distrito
El presidente de la asociación de Comerciantes del Centro Histórico y el Ensanche, Rafael Torres, pidió ayer al Ayuntamiento que no realice «experimentos» en las calles del Ensanche y termine la reurbanización iniciada en el anterior mandato donde quedan todavía por realizar Isabel la Católica, Grabador Esteve y Sorní, con la ampliación de aceras y la renovación de las instalaciones de los servicios públicos.

El representante del sector aludió de esta manera al proceso de participación ciudadana iniciado en todo el ámbito de Pla del Remei, delimitado por las calles Navarro Reverter, Colón, Ruzafa y la Gran Vía Marqués del Turia. «Lo que ha salido hasta ahora del Ensanche es un tema problemático, entendemos que el Ayuntamiento está pensando en un proyecto, que no acabamos de conocer, donde quiere desarrollar un concepto de barrio, pero no tenemos constancia», insistió acerca de la falta de información oficial.

No obstante, precisó que en los últimos años «se han hecho muchas cosas y antes de hacer otras cosas hay que consolidar lo que se ha empezado y demostrado que es bueno». El Consistorio ha reurbanizado las calles Félix Pizcueta, Pizarro y Hernán Cortés, con los cruces de Cirilo Amorós.

En todos los casos se han renovado las canalizaciones y ampliado las aceras, tras una negociación con vecinos y comerciantes acerca de la reubicación de las zonas de carga y descarga, contenedores de basura, aparcabicis y el mobiliario urbano.
«Toda aquella zona debe unirse con el centro. Ese es el objetivo que ahora está cojo. Antes de empezar un proyecto que pueda tener implicaciones peligrosas para el Ensanche, se debe escuchar más; antes de hacer experimentos que tengan duras consecuencias», dijo.

Torres hizo la petición al gobierno municipal tras presentar una campaña para fomentar las ventas de las tiendas del centro. Bajo el lema de «Un planazo monumental en el corazón de Valencia» se ha previsto la colocación de cartelería, paneles de publicidad en los autobuses de la EMT, el reparto de 20.000 bolsas con el logotipo y el lema, así como planos donde se incluyan la oferta de museos, monumentos e incluso restaurantes.

[wp_ad_camp_1]

En ese contexto, destacó que queda por realizar la reurbanización de Isabel la Católica, Grabador Esteve y Sorní. Recordó que la presencia de un colegio en la primera complica la solución de un parking provisional para los padres de alumnos, aunque insistió en que «estamos años pidiendo esas obras y hay que acabarlas porque ahora lo que hay es un jardín sin completar».

El concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, todavía no se ha posicionado sobre qué hará con el tráfico en estas calles, aunque la preocupación de los comerciantes es que el tripartito promueva una «supermanzana», un conjunto de edificios donde sólo se permita el acceso a dichas vías a vecinos, carga y descarga y otros vehículos autorizados.

La propuesta se incluye como recomendación en el Plan de Movilidad aprobado en 2013. De momento, la empresa contratada por el Consistorio ha promovido varias reuniones y lanzado una encuesta con diez cuestiones dirigida a residentes o personas que trabajan en el distrito. «¿De quién es la calle? ¿Para quién es?» es la primera que aparece en el listado con 20 opciones tan diversas como el aparcamiento del coche o para pasear al perro. «No sabemos por dónde va el proyecto, aunque sabemos por dónde van los tiros y aislar no es bueno», dejó claro Torres acerca de la iniciativa.