Los independentistas presos apoyarán a Sánchez si no se cierra al “referéndum”

Los candidatos de JxCat a las elecciones generales, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, y el candidato a la Alcaldía de Barcelona, Joaquim Forn, han ofrecido estabilidad de un Gobierno que dialogue y “no niegue el referéndum” como una de las soluciones para Cataluña.

En un artículo en ‘La Vanguardia’, estos dirigentes independentistas presos han afirmado: “Si de nosotros depende, no miraremos hacia otro lado a la hora de hacer posible un gobierno estable, siempre y cuando el candidato se comprometa a abordar el camino del diálogo y no niegue el referéndum de autodeterminación como una de las opciones de solución”.

“Ningún ciudadano se merece que se mantenga una situación de gobernabilidad débil que no dé respuesta a los problemas reales de los ciudadanos del Estado”, han argumentado.

Y han advertido de que “sin abordar con honestidad y valentía la superación de la cuestión catalana mediante el ejercicio democrático de un referéndum, la gobernanza del Estado será inestable de forma permanente”.

Han apostado por una “interlocución fuerte para resolver la crisis” aunque han advertido de que no ofrecen un cheque en blanco, y piden flexibilidad en el diálogo.

También han solicitado el voto para JxCat el 28A para evitar que “los socialistas se vean de nuevo atraídos por buscar en el 155 falsas respuestas a la demanda democrática del 80% de la población de Cataluña”.

Han añadido que un buen resultado del independentismo “también evitará la tentación del PSOE de llegar a un pacto con Cs, que sólo serviría para enquistar más la cuestión catalana”.

Por su parte, la número dos de JxCat para el 28A, Laura Borràs, ha subrayado este sábado que las “líneas rojas” de su candidatura pasan por “no recular en derechos fundamentales” y poder negociar las “necesidades” del pueblo catalán, que “en un 80 % pide ejercer el derecho a la autodeterminación”.

Durante una visita al mercado de la Concepció de Barcelona, junto con la candidata a las elecciones municipales Elsa Artadi, Borràs se ha expresado así tras la publicación de una carta de los presos de JxCat en La Vanguardia.

En este contexto, Borràs ha remarcado que “las líneas rojas” no “vienen y se van”, sino que están en el mismo lugar que antes de la convocatoria de elecciones a las Cortes, cuando fracasó el diálogo entre la Generalitat y el Gobierno de Pedro Sánchez.

Así, si bien ha definido a JxCat como los “campeones de la negociación”, ha subrayado que “las líneas rojas pasan por no recular en los derechos fundamentales y negociar todo lo que tiene que ver con las necesidades del pueblo de Cataluña, que en un 80 % pide poder ejercer el derecho a la autodeterminación”.

La candidata ha remarcado así que las “condiciones” que pondrían sobre la mesa, en una eventual negociación postelectoral, serían “no recular en derechos fundamentales, exigir el final de la represión y hacer posible el ejercicio del derecho a la autodeterminación”, pues no van a renunciar, ha dicho, “a la línea roja fundamental, que es el 1-O”.

Ha enfatizado que hay otras “líneas rojas” para JxCat que no son “negociables”, porque parten de “consensos básicos” en Cataluña, y que son, según ha afirmado, la lengua, la escuela catalana y los medios de comunicación públicos.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *