Manolo García no optará a la falla municipal en 2018

Llegan las primeras piezas de la falla municipal de Valencia a la plaza del ayuntamiento
Tras cuatro años de continuidad en la plaza del Ayuntamiento, el artista asegura que el escaso presupuesto le impide volver a plantar
A menos de 24 horas del cierre de presentación de candidaturas que finaliza hoy a las 14 horas, Manolo García se descuelga de la escasa lista de pretendientes para la falla grande municipal del próximo ejercicio fallero que, de momento, queda reducida al equipo formado por el maestro y vicemaestro del gremio con doctores en Bellas Artes.

Tras hacer cuentas, García aseguró que con un presupuesto «tan bajito» no se puede materializar el proyecto que tiene en mente. Sin embargo, tampoco quiso destripar su idea a la espera de que, en un futuro, la partida presupuestaria destinada a la conocida como la falla de todos los valencianos le permita llevarla a cabo.

«Era un proyecto similar al de este año y necesita de un mayor presupuesto para poder ser llevado a cabo», así pues, también aseguró que hay que poner dinero para hacer una gran falla. En este sentido, el artista afirmó que no espera ganar dinero pero sí un mayor empuje por parte del Ayuntamiento para poder hacer posible un monumento que pueda quedar a la altura de lo que es la fiesta declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad el pasado mes de noviembre.

Tras cuatro años de continuidad y ofreciendo una buena dosis de sátora en la plaza del Ayuntamiento, Manolo García se planta aunque no sin antes agradecer a todos aquellos que durante esta etapa han depositado su confianza en él. «Quiero dar las gracias a los de antes y a los de ahora. A Paco Lledó por darme la oportunidad y a Pere Fuset por haber aceptado mi proyecto», sentenció.

Siguiendo en esta línea, quiso recordar las dificultades que surgieron con el monumento que justo hace un mes ardió para dar paso al nuevo ejercicio que ya empieza a dar sus primeros pasos. «Agradezco mucho que me hayan dejado hacer y cumplir mi sueño de plantar una falla así y de hacerlo al tombe, con la ayuda de todos los valencianos que estuvieron presentes», comentó. Hombre de retos, García consiguió este año materializar la falla más elevada aunque tal y como aseguró, ahora deja paso a otros pero sin cerrar la puerta a volver a presentarse en un futuro.

Manolo García tampoco es el primer artista que no presenta su candidatura debido a este motivo. Tal y como adelantaba ayer este periódico, son muchos los que opinan que un presupuesto de 170.000 euros se queda corto. Además, el freno al uso del corcho también ha supuesto una problemática para muchos talleres que no conciben poder asumir los costes de esta restricción sin perder dinero.

Una decisión apolítica

Por segundo año consecutivo la decisión de quién plantará las fallas municipales será tomada por un jurado sin voto político tal y como confirmaron fuentes municipales.

Así pues, la Federación de Fallas con Especial Ingenio y Gracia, la Interagrupacióin de Fallas, el Gremio de Artistas Falleros, el Círculo de Bellas Artes y la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana harán sus propuestas para formar el jurado que seleccionará la falla grande municipal. No obstante, hasta el momento solo se conoce una única candidatura tras la renuncia de García y a la espera de conocer si Anna Ruiz y Gionvanni Nardin cambian de categoría. Respecto a la elección de la falla infantil, que cuenta con más pretendientes, las personas que integrarán el jurado serán propuestas por las Fallas I+E, la Interagrupación de Fallas, el Gremio de Artistas Falleros, la Asociación Profesional de Ilustradores Valencianos y FULL (la Fundación por el Libro y la Lectura).