Marenostrum anuncia su celebración pese a que autoridades niegan los permisos

El festival Marenostrum Xperience ha asegurado que celebrará este fin de semana en Pinedo (València) su sexta edición a pesar de no tener autorización de la Generalitat tras los informes desfavorables por su impacto medioambiental, ya que el lugar elegido está situado en un parque natural, y por la seguridad de los 6.150 asistentes.

La organización ha afirmado que el festival se celebrará mañana viernes y el sábado en la Sala Canal de Pinedo «con todas las garantías de seguridad y medioambientales».

La Secretaría Autonómica de Seguridad y Emergencias notificó este miércoles a los organizadores, tras recibir distintos informes, que no tenían autorización para celebrar el festival, una resolución contra la que la empresa puede presentar recurso y sobre el que posteriormente debe pronunciarse la Administración.

Mientras, la página web del festival tiene en marcha su reloj de cuenta atrás que finaliza a las 19 horas de este viernes, cuando supuestamente deben comenzar las actuaciones.

La Conselleria de Emergencia Climática y Transición Ecológica ha informado a Efe de que el informe emitido por este departamento «desaconseja» la celebración del festival por el «impacto» que puede tener sobre el parque natural de La Albufera.

El informe de la Conselleria también considera que el festival «excede la actividad para la que tiene licencia la sala Canal», que es el uso de discoteca, y que dado «el alto número de asistentes hay mucha probabilidad de que se produzca afección a la fauna silvestre, incluidas algunas especies catalogadas».

Informes desfavorables

Por su parte, fuentes de la Delegación del Gobierno informan de que el informe que presentó la Guardia Civil a la subdelegación del Gobierno en Valencia «desaconsejaba» la celebración del festival en ese lugar porque la zona «no presenta la infraestructura necesaria» para atender a los 6.000 asistentes previstos.

Según el informe de la Guardia Civil, las instalaciones están dentro de un parque natural, no son las adecuadas, al haber una sola vía de acceso puede haber problemas si es necesario desalojar y la organización quiere utilizar como zona de aparcamiento una discoteca que está enfrente, por lo que habría que cruzar la carretera para acceder al festival.

Además, a la Guardia Civil se le comunicó la celebración de este festival con solo 48 horas de antelación, cuando precisan más tiempo para montar un dispositivo, según la Delegación del Gobierno.

Por su parte, los promotores han asegurado que presentaron hace más de dos meses todo el proyecto técnico, que contempla las medidas de seguridad adoptadas, un dispositivo de seguridad de más de 50 personas y más de un kilómetro de vallado para el contorno del recinto.

Los organizadores también han precisado que disponen de «todos los informes favorables» y que han cumplido «con todas las medidas exigidas por la administración competente, recogidas en la documentación técnica presentada hace dos meses».

El recinto «está perfectamente vallado, sin permitir el acceso a campos colindantes, y únicamente se puede acceder al evento por la carretera del Riu, por lo que no puede haber afección a la avifauna», según los promotores.

Para evitar contaminación lumínica, los organizadores detallan que «no habrá focos de luz orientados hacia arriba» y también está contratado el «estudio acústico pertinente» y se han tomado medidas para «evitar el acceso a los campos limítrofes».

La gerente del festival, Paula Adán, ha trasladado a los asistentes el «mayor mensaje de tranquilidad» y ha dicho no entender «por qué se genera esta incertidumbre a escasas horas de la celebración del evento, cuando desde el principio hemos informado con toda precisión a las autoridades competentes y hasta la fecha todos los informes son favorables».

Fuente;: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *