Marzà expedientará a los docentes del conservatorio que se manifiesten hoy

Los profesores del Conservatorio Superior de Música «Joaquín Costa» de Valencia no podrán acompañar hoy a la Asociación de Alumnos del centro en la manifestación frente a la Conselleria de Educación, que ha sido convocada para demandar una solución inmediata ante los graves desperfectos causados por las lluvias de los últimos días. Si lo hacen serán expedientados por «abandono del lugar de trabajo». Así les fue comunicado ayer a los docentes desde la dirección del conservatorio, dependiente de la Conselleria.

La Asociación de Alumnos del Conservatorio Superior de Música de Valencia, es un colectivo compacto y con mucha fuerza tras la intensa huelga durante el pasado curso en la que demandaron la integración de los estudios superiores de música en el sistema universitario, y ha sido la encargada de convocar la manifestación, a la que, en un principio, se adheriría toda la comunidad educativa del centro.

Así lo aseguró ayer su presidente, Albert Llobell, quien explicó que durante la concentración le harán llegar una carta al conseller de Educación, Vicent Marzà, firmada por la Junta directiva, el profesorado y el alumnado. En esta se manifiesta que la situación del conservatorio es «de extrema gravedad», y afecta a 700 alumnos, todas las aulas del sótano donde se imparten las asignaturas teóricas, el foso de orquesta -que llegó a acumular dos metros de agua el pasado lunes-, el almacén de pianos y el de instrumentos de percusión y las taquillas de los estudiantes. Además, en el documento se subraya que no es la primera vez que los anteriores directores redactaron los informes de desperfectos pertinentes, y por todo ello, reclaman una solución inmediata.

Este centro de enseñanza musical ha sido uno de los peor parados por las abundantes lluvias de los últimos días. Desde el pasado lunes, las clases han tenido que ser suspendidas por las inundaciones que acumularon un palmo de agua en el sótano del edificio.

El problema viene de atrás. Desde el día que fue inaugurado, el conservatorio tiene desperfectos en el sistema de canalización de aguas fluviales. Este entramado nunca llegó a ser correctamente finalizado, con la vista puesta en la posible ampliación urbanística de este sector del barrio de Monteolivete, aunque nunca llegó. El centro, a día de hoy, continúa sin tener licencia de obras, ni tampoco de parking, por lo que los profesores invaden la acera para hacerla servir como tal.

Dado que desde 2007 no se habían registrado lluvias tan copiosas como las de las últimas jornadas, los desperfectos ocasionados por la filtración del agua y la anegación del sótano se han solventado hasta ahora con la contratación de una cuba que succionase los vertidos y con el cambio del parqué que quedaba generalmente en mal estado.

El clima de estos días ha aumentado considerablemente estas complicaciones, y la solución no es tan sencilla, ya que los daños son estructurales. Armarios y puertas se han hinchado por la absorción de agua, lo que ha provocado que estas ni puedan ser cerradas; ha aparecido moho en varios puntos de la planta; ha habido desprendimientos; y una buena cantidad de instrumentos, especialmente de percusión, han quedado dañados.

Por el momento, y a expensas de los datos oficiales que se emitan desde la dirección del mismo conservatorio, se calcula que el valor de los daños podría elevarse a cerca de 120.000 euros.

Desde Conselleria, alegaron que el problema es que el edificio está «mal construido», ya que no se ha cimentado «nada bien en Valencia en los últimos 20 años», igual que «muchos institutos de la Comunitat construidos por Ciegsa». También aseguraron que el caso ya está siendo analizado desde la Conselleria de Educación, la Dirección Territorial y la Dirección General de Centros.

Source: Comunitat Valenciana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *