Morera, presidente de Les Corts pese al rechazo de parte de su partido

Los tres líderes del nuevo Botànic, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la vicepresidenta Mónica Oltra, ambos en funciones y el candidato de Unides Podem a la Presidencia de la Generalitat, Rubén Martínez Dalmau, salieron ayer sonrientes y satisfechos del primer encuentro para fraguar el nuevo Botànic. El escaso contenido de la reunión no dio para que se pudiesen producir demasiados roces.

Lo único que se sacó en claro de la misma es que Enric Morera (Compromís) continuará como presidente de Les Corts. El encargado de dar el anuncio fue Puig. No llegó a decir su nombre, pero aseguró que se había acordado que este puesto requería continuidad. Fuera de micros todos confirmaban la evidencia.

El hecho de no mencionarlo en público era una manera de no dar por tramitado un asunto que en realidad debe votar, como mínimo, el grupo parlamentario. La maniobra no sentó nada bien a una parte importante de Compromís y ayer insistían en que su nombramiento podría ser provisional.

Aseguran que no permitirán que el PSPV utilice la Presidencia de Les Corts para no ceder en otras negociaciones. Después de las elecciones municipales, PSPV, Compromís y Unides Podem tendrán que hablar de muchos asuntos. No solo están en juego las Conselleries del nuevo Botànic, sino que se tendrán que negociar muchas alcaldías y también las Diputaciones.

Desde el sector más próximo al presidente de Les Corts, se daba por ganada la victoria. Se atribuía a Morera el éxito de haberse convertido en una figura clave de la legislatura.

Reivindicaban que había sido él quien había realizado de puente entre Oltra y Puig y admitían sin pudor que daban por seguro que continuaría en el cargo desde el día en que quedó claro que las izquierdas tenían mayoría.

Su elección, confirmaban fuentes cercanas a la reunión, se entendía imprescindible para lograr dirigir un Parlamento que se prevé, cuanto menos, movidito, debido a la entrada de nuevos actores como Vox.

Dos semanas para hacer balance del Botànic

En las próximas dos semanas no se hablará de nombres. Las comisiones negociadoras se dedicarán a analizar qué se ha hecho en los últimos cuatro años y qué políticas se deben poner en marcha «para mejorar la vida de las personas». El «quién» empezará a plantearse pasadas las elecciones autonómicas y Oltra avisó de que habrá que corregir errores del pasado.

Fuente;: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *