Navarra ante el espejo de Cataluña

Milagros y Javi representan a la perfección la polarización ideológica en la que se encuentra sumida Navarra. Cada uno pertenece a uno de los dos bloques que el domingo buscan la victoria. Por un lado, los que, aunque orgullosos de la historia «de su Reino», apuestan por mantener el «statu quo» de la comunidad, la unidad territorial de España y maridar con orgullo ser navarro y español. Con la Constitución siempre por delante. Por otro, los que se aferran al soberanismo navarro, la vasquización de la región, la independencia, la supremacía del vasco sobre el castellano y que rechazan cualquier vínculo con el resto del país.

«Es vergonzoso lo que están haciendo con el castellano, quieren imponer el vasco en todo. Fíjate, en las oposiciones, tienen más oportunidades los vascos que los propios navarros porque exigen un nivel de esa lengua que pocos tenemos aquí. Me da pena, por ejemplo, no poder llevar una pulsera de la bandera de España sin que me insulten», dice Milagros.

«España quiere acabar con nuestras libertades, con nuestra riqueza cultural. Debemos recuperar lo que nos han robado durante décadas. La cultura vasca es más nuestra que de los vascos», reivindica desde el otro extremo Javi.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *