Pere Fuset destituye al secretario general de la Junta Central Fallera siete meses después del escándalo de las normas de vestuario de la corte

El concejal de Cultura Festiva de València aparta a José Martínez Tormo de la nueva directiva que tendrá que anunciar en una próxima reunión

Comunitat Valenciana. Valencia. Valencia 22-11-2016 Asamblea de los presidentes de fallas. En la imagen, Pere Fuset, concejal de fiestas. Foto: Irene Marsilla

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, ha destituido a Pepe Martínez Tormo del cargo de secretario general de la Junta Central Fallera. El edil y presidente de este organismo ha tardado siete meses en tomar esta decisión tras el escándalo por la aprobación de unas normas de protocolo y vestuario que obligaron a firmar a las candidatas a fallera mayor de Valencia y que recogía puntos como no llevar escotes pronunciados, descartar faldas por encima de las rodillas e incluso la posibilidad de mandar a la joven a cambiar a casa si el acompañante que iba a recogerla consideraba que iba vestida de forma inapropiada.

La polémica no pasó por alto al mundo fallero, que llevaba meses exigiendo dimisiones, pero Fuset ha esperado a disolver la Junta Central Fallera para dar el paso de prescindir de la persona que estaba al frente de la gestión del día a día en la Junta.

Fuentes próximas a la Junta Central Fallera confirmaron ayer que la decisión del concejal de no contar con su hasta ahora ‘número dos’ para el próximo ejercicio fallero, se habría tomado, entre otras razones, tras la aprobación del polémico reglamento.

Tras el estallido de esta crisis interna, que desembocó incluso en la exigencia de su retirada poro parte de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, aseguró que no compartía estas normas y dejaba en manos de Fuset las posibles medidas a aplicar. Es ahora, con más de medio año de retraso, cuando el concejal de Cultura Festiva, ha movido ficha.

[wp_ad_camp_1]