Podemos y Compromís meten a Puig en un lío diplomático con el gobierno turco

Los compañeros de viaje del presidente Puig le juegan a veces malas pasadas, y desde que se ha roto el amor entre Podemos y los socialistas a cuenta de la investidura de Rajoy, los roces son constantes.

El último, ayer, sin ir más lejos, en la Comisión de Derechos Humanos de Les Corts Valencianes.

Se debatía aprobar una declaración de condena del denominado genocidio armenio, del que se cumplen ahora cien años, y que supuso la deportación y muerte de un número indeterminado de personas, por orden del gobierno otomano liderado por los Jovenes Turcos. Algunos historiadores cifran en dos millones las víctimas del también denominado holocausto.

La opinión del grupo socialista, con su líder Manuel Mata a la cabeza, era de apoyar la proposición de condena al genocidio, pero la presión de la diplomacia turca pesó más y las llamadas llegaron desde las altas instancias tanto del Congreso de los Diputados como de Ferraz, y Mata accedió a regañadientes a trocar el voto en abstención.

Pero el embajador turco y su cónsul en Alicante no lo consideraron suficiente y exigieron -algunas fuentes dicen que incluso con Ximo Puig- que el PSPV consiguiera que sus socios de gobierno de Compromís y Podemos retiraran la proposición no de ley para que ni siquiera se debatiera en Les Corts.

De empecinamiento de la diplomacia turca da cuenta el hecho de que cuando el Bundesbank alemán aprobó una declaración similar, en junio de 2016, el Gobierno de Erdogan llamó a su embajador a consultas.

La proposición de condena se acabó rechazando ayer en Les Corts con la abstención del PSPV y el voto en contra de PP y Ciudadanos. Al parecer, Ciudadanos, que iba a apoyar la proposición, también recibió una llamada desde Barcelona (sede central de la formación) para que votaran en contra, por lo que tuvieron que articular a correprisa una enmienda que a todas luces iba a ser rechazada, para justificar su cambio de sentido al voto en contra.

También el PSPV relevó a la diputada que iba a defender el voto a favor ya que se negó a defender la abstención, y fue sustituida por otra compañera.

Por su parte, el PP defendió el voto en contra a la proposición «porque en nada ayuda a superar el conflicto» además de aducir que Les Corts poco tienen que decir en esos asuntos.

La diputada Verónica Marcos utilizó el argumentario que el PSOE había utilizado en el Congreso de los Diputados para negarse a una proposición similar.

Source: Comunitat Valenciana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *