¿Por qué la hija de Pablo Iglesias e Irene Montero se llama Aitana?

Ayer a última hora del día, en torno a las 22:00, nacía el tercer hijo de Pablo Iglesias e Irene Montero, una niña llamada Aitana que llegó “antes de tiempo, como es costumbre en la familia”. Los políticos quisieron agradecer a “todos los profesionales del Gregorio Marañón” el esfuerzo depositado para mantener la seguridad de los niños; incluso Pablo Casado, líder popular más que alejado ideológicamente de los dirigentes de la formación morada, quiso solidarizarse por vivir una situación similar con su hijo. Iglesias, también, quiso explicar en su breve comunicado los motivos por los que bautizaron a su hija con su nombre; una elección a modo de homenaje de una época triste de la historia de España.

La Sierra de Aitana es un grupúsculo montañoso que se integra dentro del Sistema Bético, por no decir que lo termina; se ubica en el extremo oriental de las montañas, en Alicante, y cuenta con una superficie de entorno a unas 2.000 hectáreas de terreno. Cuenta el dirigente de Podemos que “saliendo de Alicante hacia el exilio que les acabaría llevando a América Latina, María Teresa León y Rafael Alberti se despidieron de su patria mirando por última vez la Sierra de Aitana llena de flores rojas”.

Por ello, ambos decidieron bautizar a su hija con ese nombre, algo que han imitado Montero e Iglesias: “Aquella visión inspiró primero el nombre de la hija de dos poetas y después los de muchas más hijas, como la nuestra. Para nosotros el nombre de Aitana quiere ser un homenaje al exilio español y a la América Latina que abrazó a aquellas mujeres y hombres”.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *