PP y Cs apuestan por activarlo ya si Torra no abandona la ilegalidad

La unidad que hace meses permitió pactar la activación del artículo 155 en Cataluña entre el Gobierno de Mariano Rajoy (PP), PSOE y Ciudadanos es ya historia. La estrategia de distensión por la que apuesta el presidente Sánchez, que contempla no recurrir por el momento a este instrumento constitucional, contrasta con la posición de los líderes del centro derecha, Pablo Casado y Albert Rivera. Ambos lanzaron ayer un mensaje inequívoco a Moncloa: si el president de la Generalitat, Quim Torra, permanece en la ilegalidad, el Gobierno socialista no puede seguir mirando hacia otro lado.

Casado, desde la localidad malagueña de Álora, destacó de nuevo que los populares garantizarán con sus votos en el Senado la puesta en marcha del artículo 155 si fuera necesario: «Si los independentistas siguen por la ilegalidad y el Gobierno no pone orden en Cataluña, España tendrá que volver a aplicar la Constitución para poner orden en cataluña. El problema es que el señor Torra le tiene cogida la medida a Sánchez». El presidente de los populares afeó a Sánchez que haya insinuado la posibilidad de volver a aprobar una intervención en las competencias de la Generalitat sin haber mantenido ningún contacto con el PP, pese a que la participación de esta formación es necesaria para aprobar este mecanismo al contar con mayoría absoluta en el Senado: «Sánchez insinúa aplicar el artículo 155 sin hablar con el único partido de España que puede tener los votos para que se aplique, que es el PP». Casado insistió además en la necesidad de mantener la unidad entre los constitucionalistas –«no vamos a tener ningún problema entre nosotros, en esto vamos juntos, con Ciudadanos y con el PSC», aseguró– pero calificó de «inadmisible e intolerable» la política del Gobierno de Sánchez en Cataluña: «Está cediendo ante los secesionistas porque, en el fondo, es rehén de los votos que le dieron para la moción de censura. Están permitiendo que la crispación, la ilegalidad y la confrontación política lleguen a la calle», concluyó.

Desde Ciudadanos, su secretario general, José Manuel Villegas, también volvió a poner encima la mesa la posibilidad de que se active pronto el artículo 155 si Torra no se compromete a cumplir la Ley: «Pedimos a Sánchez que deje de ser cómplice de los separatistas». A su juicio, los partidos y entidades secesionistas han «secuestrado las instituciones y el espacio público» y eso ha provocado una fractura social, ante la que considera necesaria una reacción por parte del Gobierno. El lunes, Rivera ya planteó la necesidad de que Moncloa remitiera un requerimiento a la Generalitat para que los Mossos dejasen de actuar como una policía política.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *