Puig ofrece la máxima generosidad a Cs para un pacto «a la europea»

El presidente de la Generalitat en funciones y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, afirmó ayer que, si hay «buena voluntad» en Ciudadanos, los socialistas están dispuestos a actuar «con la máxima generosidad» para que en la ciudad de Alicante haya un Gobierno «a la europea».

«No queremos que la extrema derecha condicione el Gobierno de la ciudad de Alicante», indicó Puig en referencia al futuro gobierno alicantino, después de que en las elecciones del domingo PP y PSOE lograran nueve concejales cada uno; Cs, cinco; Podem-EU dos; Compromís, dos; y Vox, dos, por lo que Cs podría decidir el color del Ayuntamiento.

Puig se mostró partidario de un Gobierno local en Alicante sin la extrema derecha, «como haría Macron o como haría Merkel», y destacó que el PP «se ha abrazado permanentemente a la extrema derecha», por lo que si Cs se quiere separar de esa «opción seguidista de la extrema derecha» existe «otra opción».

Por su parte, la candidata de Cs a la alcaldía, Mari Carmen Sánchez, defendió sobre los posibles acuerdos de gobierno con otros partidos políticos que el futuro de la ciudad «no puede ser un cambio de cromos».

Sánchez, se felicitó por los resultados obtenidos por su partido en las municipales y sostuvo que hasta el momento nadie le ha llamado para sentarse a hablar y que lo único que ha podido conocer son «globos sonda que llegan a través de los medios de comunicación». De esta manera, aludió a posibles contactos con PP y con PSPV-PSOE en los que, según ha trascendido, podría entrar en juego el color político del futuro gobierno de la Diputación de Alicante.

Insistió en que «esto no se trata de cambiar cromos y de ver quién tiene el asiento más grande, esto se trata de empezar a hablar y de poner encima de la mesa cuáles son las prioridades».

En sentido similar se expresó el PP en boca de Mari Carmen de España, portavoz de dicha formación en el ayuntamiento alicantino, quien cree que sería «irresponsable» que el líder del PSPV-PSOE y presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pueda plantear «cambiar cromos entre instituciones y más aún cuando los ciudadanos ya han decidido quién quiere que gobierne» en la ciudad.

De España señaló que en su partido no ven «posibilidades de que Mari Carmen Sánchez vaya a convertirse en nueva alcaldesa», en alusión a un posible acuerdo en ese sentido que pudiese proponer el PSPV-PSOE.

A su juicio, el único escenario posible es que el candidato del PP, Luis Barcala, continúe en la Alcaldía, a la vista de los resultados obtenidos en las elecciones.

Fuente;: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *