Puigdemont abandona a los manifestantes en Estrasburgo por miedo a ser detenido

Desde ayer en el centro de Estrasburgo y en los alrededores del Parlamento Europeo (PE) la presencia de independentistas catalanes era bien visible. Envueltos en esteladas, habían llegado a a la capital alsaciana convocados por el Consell de la República para protestar por la exclusión de Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Antoni Comín de la nueva Eurcoámara que se constituía a las diez de la mañana de hoy.

Llegados desde Cataluña en un centenar de autobuses, dos vuelos chárter y sus vehículos privados se concentraron a esa misma hora frente a la sede del PE, que había reforzado su seguridad. Los manifestantes, unos 4.000, según la Policía francesa, pudieron concentrarse en un espacio adyacente al hemiciclo que había sido cerrado al tráfico. Portaban pancartas en las que se podían leer mensajes como “Cataluña libre”, “Los queremos en casa” o “Europa, el juego ha terminado”. Enfrente de los manifestantes había una persona que les hacía frente con una bandera española.

Pese a las especulaciones de los últimos días, Puigdemont, huido de la Justicia desde hace casi dos años, no hizo acto de presencia en la protesta por miedo a ser detenido y extraditado a España, según reconoció a la Prensa su abogado, Gonzalo Boye. “No se puede garantizar una medida administrativa que le lleve directamente a territorio español”, aseguró el abogado tras confirmar que el ex presidente de la Generalitat y Comín se encontraban en un punto sin precisar de la frontera entre Francia y Alemania. Dadas las buenas relaciones entre España y Francia, Puigdemont temía que el Gobierno de Emmanuel Macron le expulsara a nuestra país sin ni siquiera activar la euroorden. “La presencia de policía española en Estrasburgo es muy detectable, solo les ha faltado el tricornio”, justificaba con humor Boye.

Mientras, en el hemiciclo, que se constituyó con tres diputados menos (748), un diputado del Sinn Fein, Matthew Carthy, reclamó al presidente saliente de la Eurocámara, Antonio Tajani, que se reconozcan los derechos políticos de los Puigdemont, Comín y Junqueras. “Esta Eurocámara debe estar del lado de la democracia y de los derechos humanos y que se pueda escuchar en ella la voz de los catalanes, porque si no se socavará la credibilidad de esta democracia”, aseguró. Tajani, que ha criticado en numerosas ocasiones los actos contra la Constitución del 1-0 en Cataluña, declinó responder a la proclama.

Con la ausencia de los tres eurodiputados, el independentismo solo está representado en la Eurocámara por la eurodiputada de ERC Diana Riba. A través de Twitter restó legitimidad a “un Parlamento Europeo que se constituye sin tres de sus eurodiputados porque se les ha vetado”. “Hoy más de dos millones de votantes europeos no están representados”, lamenta.

Puigdemont y Comín presentaron el pasado viernes un recurso ante el Tribunal General de la Unión Europea para reclamar medidas urgentes que le permitiesen ocupar su escaño en esta primera sesión. El presidente del tribunal rechazó ayer a última hora el recurso de los dos políticos huidos.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *