Ribó acepta ahora regular el alquiler de patinetes ante el retraso de la ordenanza

El Ayuntamiento de Valencia que dirige Joan Ribó ha cedido ante la evidencia de una realidad imparable y ha aceptado buscar una fórmula jurídica que permita a Lime, empresa de alquiler de patinetes eléctricos, operar en la ciudad.

Se pone fin, o al menos una tregua sancionadora, a una batalla que acabó con la retirada de casi un centenar de estos vehículos al considerar el Consistorio que llevaban a cabo una ocupación ilegal de las calles.

Ayer, el concejal de Espacio Público, Carlos Galiana, anunció tras su reunión con los representantes de esta compañía que trabajarán conjuntamente para encontrar la «fórmula legal correcta» (una diligencia de la Dirección General de Tráfico ya indica cómo tiene que regularse este tipo de vehículo) que permita que puedan operar en la ciudad (no solo ella, sino cualquier mercantil en las mismas condiciones), mientras que el Ayuntamiento trabaja para determinar una tasa municipal de este servicio.

«Desde el Ayuntamiento queremos que este servicio se preste a la ciudadanía, porque apostamos por la movilidad sostenible y estos patinetes funcionan con electricidad y no generan contaminación. Sin embargo, existe una parte legal que hay que resolver». Según Galiana, la empresa les presentará en los próximos días una propuesta que los servicios jurídicos municipales estudiarán, de manera que si es aplicable podrían empezar a operar «pronto» en la ciudad.

Así las cosas, dado que estos vehículos hacen uso del espacio público, el Gobierno local determinará una tasa que se tramitará administrativamente del mismo modo que la que se aplica con los cajeros automáticos.

Con todo, esta decisión no es sino un parche administrativo a la espera de la Ordenanza de Movilidad que elabora el tripartito y cuya presentación está prevista antes de que acabe la semana, según han anunciado en reiteradas ocasiones los concejales encargados de su redacción.

Dos nuevos carriles bici para la ciudad

El Ayuntamiento inició ayer las obras de dos nuevos carriles bici en las avenidas Burjassot y Mestre Rodrigo que, junto con el que se empezó a construir el lunes pasado en la avenida Joan XXIII, forman parte de los trece previstos para este año. El nuevo carril bici de la avenida Burjassot conectará la calle Sant Pancraç y la Ronda Norte.

Fuente;: La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *