Rivera: “Si gobierna Sánchez, preparen los bolsillos”

A Albert Rivera le gustan los debates y se le nota. Curtido en la liga universitaria sabe el cómo, cuándo y con qué confrontar. Iba de ganador lo que en ocasiones le hizo parecer histriónico. La acusación que más pronunció contra Sánchez fue la de «mentiroso» y el «no se ponga nervioso» con el que trató de sacarle de sus casillas. Se erigió de nuevo como alternativa al bipartidismo, volvío a la estrategia del ataque y el todos contra todos solapándose a veces con el adversario.

Ante la ambigüedad de los pactos naranjas, y llegaría a acuerdos con Vox, Rivera apuntó que en Andalucía lo que hay es «un gobierno con el PP» y que él «intentará formar un gobierno constitucionalista».Ofreció de nuevo mano tendida a un acuerdo con Casado ante la situación de «emergencia nacional» actual.

Esgrimió de nuevo fichas, gráficos y tarjetas. Esta vez, con motivo de San Jordi, el candidato de Cs llevó la tesis doctoral de Pedro Sánchez. «Tiene una tesis de mentira, usted es un fake», ante lo que el candidato socialita le respondío con el libro de Santiago Abascal y Sánchez Dragó.

Preguntó a Iglesias: «¿Ha renunciado a ser presidente?» por querer ser el árbitro del debate. Habló de contrato único y rercordó que fue algo que no aprobó ni PSOE ni Podemos y apuntaló diciendo que tampoco es algo por lo que apostó el PP.

Rivera dijo a los ciudadanos que «preparen el bolsillo con Sánchez e Iglesias». Atacó de nuevo al PP con la economía y sacó a Montoro y Rato con el «sablazo» de los impuestos. Se erigió como el único partido «liberal», apostó por una ley de okupación porque «no quiero que ocupen ni su casa» –por el chalet de Iglesias–. Sobre el aborto dijo que la ley de plazos es «razonable» y pidió a Casado que «rectifique» con la muerte digna y eutanasia. Sobre Cataluña destacó que «con Sánchez estaremos en manos de Torra y Puigdemont», le acusó de «trilero» por mostrar gráficos falsos y le preguntó si habrá indultos.

Lo mejor

Atacó a todos los frentes y trató de sacar de sus casillas a Sánchez

Lo peor

Su tono incisivo y cargante hizo que incluso no dejara hablar al adversario

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *