SAN PEDRO PASCUAL – Paseo de la Pechina

Cerca del Puente de Ademuz en la margen derecha del antiguo cauce del río Turia, se alza junto al pretil del río, la imagen de San Pedro Pascual, obra en piedra de Tomás Llorens, realizada en 1761. Se alza sobre un bloque de piedra con la siguiente inscripción en caracteres latinos que el Marqués de Cruilles traduce así: 

Al Dios Omnipotente y Magno y al invicto mártir San Pedro Pascual, que ennobleció a Valencia con su nacimiento, a las escuelas de París por sus estudios y a la Santa Iglesia Catedral con su canonicato. A la Orden de Nuestra Señora de la Merced por su profesión, a Jaén con su pontificado, a Granada con su sangre, a la Virgen Madre de Dios defendiendo acerrimadamente su pureza y a toda la iglesia de Jesucristo con sus admirables, excelentes ejemplos y sapientísimos escritos. El Senado y el pueblo valenciano, y los cuatro administradores de las obras públicas para contener las futuras avenidas del río. Año MDCCLXI. 

El santo aparece con un libro abierto apoyado en su antebrazo izquierdo, mientras que con la derecha sostiene una pluma. A los pies del santo un ángel le hace entrega de la mitra del obispado. Bajo el pedestal del santo escrito en tinta roja dice: «San Pedro Pasqval valenciam». 

[wp_ad_camp_1]En 1965 fue restaurada por Florencio Ramón Ruiz de Burjassot.