Siete detenidos en Valencia cuando intentaban robar en diferentes fincas

La Policía Nacional ha detenido en Valencia a siete personas, cinco mujeres y dos hombres, de diversas nacionalidades como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza en domicilio, consumados o en grado de tentativa, tras ser sorprendidos en distintos lugares intentado realizar robos.

En una primera fase se procedió a la detención de tres mujeres que fueron sorprendidas por un vecino intentando robar en su finca. Al parecer, el inquilino vio a una muchacha llamando a los timbres del edificio, hecho que lo sorprendió, ya que estos no funcionaban, han informado fuentes policiales.

Posteriormente, se dio cuenta de que había tres mujeres que se hallaban dentro de la finca intentando manipular las cerraduras de las viviendas. El vecino llamó a la policía y, tras escuchar ruidos en la escalera, intentó observar qué ocurría por la mirilla de la puerta. Para su sorpresa, un dedo le tapaba a medias la rejilla. Por el hueco que dejaba libre el dedo, pudo ver a una joven que miraba por el hueco de la escalera.

Tras su llegada, los agentes batieron sin éxito la zona hasta que observaron a dos mujeres que respondían a la descripción del denunciante paseando por la avenida del Puerto que, al percatarse de la presencia policial, intentaron escapar, aunque fueron interceptadas por los agentes a la vez que alertaban, mediante gestos y gritos, a una tercera mujer que se aproximaba a ellas y que, finalmente, también fue interceptada.

Tras un cacheo superficial, los agentes encontraron “dinero, ropa para cambiarse y un trozo metálico que usaban a modo de ganzúa para forzar cerraduras”, por lo que fueron detenidas como presuntas autoras de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa.

Posteriormente, otras dos mujeres fueron detenidas al ser sorprendidas por un propietario en su vivienda. El vecino se encontraba jugando a la videoconsola cuando se dio cuenta de la presencia de las extrañas, por lo que las persiguió y, con la ayuda de otro inquilino, consiguió alcanzarlas.

Durante la persecución, las mujeres arrojaron un bolso en el que se hallaron ropa y efectos como destornilladores y trozos de plástico “utilizados para la apertura de puertas por el método de resbalón”.

En otra actuación, la policía detuvo a un hombre que fue descubierto por los propios agentes en un edificio en obras de reforma y que dio como excusa que había alquilado un piso pero no encontraba la llave. En otra intervención, un hombre fue sorprendido cuando intentaba acceder a una vivienda manipulando su cerradura. En ambos casos, los hombres llevaban ganzúas y destornilladores.

Todos los detenidos, en su mayoría con antecedentes penales por actuaciones similares, han pasado a disposición judicial.

Fuente;: La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *