Toda la presión para Sánchez: ahora el «escollo» son los nombres

Pablo Iglesias escenifica su paso al lado. Da un giro de 180 grados y vuelve a colocar la pelota bajo el tejado de Pedro Sánchez, al aceptar su renuncia a la entrada en el Consejo de Ministros. El «escollo» para el Ejecutivo progresista era su figura –en palabras del propio presidente– ya no existe, según argumentaban ayer fuentes de Podemos y por tanto, tampoco hay posibilidad ya de negar un gobierno conjunto. Por lo cual, el partido exige ponerse a negociar ya de cara a la próxima semana en un acuerdo integral de gobierno, y advierte de que ya no habrá potencia para que desde La Moncloa se veten a los dirigentes que su formación proponga como ministros.

El máximo dirigente de Podemos se apartaba ayer asumiendo el veto impuesto en pro de la coalición, después de que por la mañana Moncloa anunciara su última oferta; un sí a Podemos pero sin Iglesias. «El PSOE dice que el único escollo que evita ese gobierno soy yo. He estado reflexionando en estos días y no voy a ser la excusa para que el PSOE evite ese gobierno de coalición», comunicaba el propio lglesias tras haber anticipado su decisión a Pedro Sánchez y a su secretario de acción de Gobierno, Pablo Echenique, que es el que ha trasladado al PSOE su decisión.

«Mi presencia en el Consejo de Ministros no va a ser el problema siempre y cuando el PSOE asuma que no puede haber más vetos y que la presencia de Unidas Podemos en el próximo gobierno tiene que ser proporcional a los votos, así como que la propuesta lógicamente la va a hacer Unidas Podemos», reflexionaba.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *