Trapero confiesa que los Mossos tenían un plan para detener a Puigdemont y a los consellers tras la DUI

El exmayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero aseguró este jueves, durante su declaración como testigo en el juicio del ‘procés’, que tras la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), el día 27 de octubre de 2017, “teníamos un dispositivo preparado para detener a Puigdemont y a los consellers si se nos pedía”.

Así se manifestó Trapero ante las preguntas del abogado de Joaquim Forn, Xavier Melero, durante su declaración como testigo ante la sala del Tribunal Supremo que juzga a los líderes del independentismo por la convocatoria y celebración del 1-O.

El día 27 de octubre, tras la declaración de la DUI, Trapero explicó que se puso “a disposición del fiscal superior y del presidente del TSJC” para las medidas que eventualmente tuviesen que tomar los Mossos. En este sentido, agregó, “el día de la declaración esta, les comenté que el cuerpo está a disposicíon tanto de la Fiscalía como del órgano judicial porque habíamos tenido conocimiento de lo que había sucedido en el Parlament”.

Sobre esto, continuó, “desconocíamos la trascendencia jurídica que podía tener”, pero entendieron, indicó, que tenía “cierta gravedad”. Por este motivo, “teníamos un dispositivo preparado para detener a Puigdemont y a los consellers si se nos pedía”.

El mayor de los Mossos d’Esquadra ha admitido que la policía catalana desconocía la “trascendencia jurídica” de la declaración unilateral de independencia aprobada por el Parlament o en qué delitos se podría haber incurrido, pero lo veían como algo “aparentemente de una cierta gravedad”.

Trapero ha confirmado además que avisó al entonces presidente de la Generalitat Carles Puigdemont de que el 1-O “iba a provocar necesariamente” problemas de orden público y de seguridad ciudadana.

Así lo ha asegurado Trapero en su testifical en el Supremo, donde ha corroborado que la tarde del 28 de septiembre de 2017 transmitió a Puigdemont y a los exconsellers Oriol Junqueras y Joaquim Forn que si el 1-O tiraba para adelante se generarían problemas de orden público al coincidir dos millones de personas con intención “de hacer algo” y unos 15.000 policías que tenían la orden judicial de impedir el referéndum.

Trapero ha criticado el comportamiento del que fuera su jefe político, el ex conseller de Interior Joaquim Forn, por llamar a votar el 1-O pese a la orden judicial de impedir el referéndum soberanista suspendido por el Tribunal Constitucional (TC). Trapero ha reconocido que esas manifestaciones “encajaron muy mal” en la Policía autonómica y ha añadido, incluso, que en sus palabras “había un punto de irresponsabilidad”. “Pero yo y el cuerpo tenemos la fuerza que tenemos…”, ha asegurado para evidenciar que no podía hacer nada para evitar la locuacidad del conseller.

El testigo ha reconocido también que trasladaba a Forn puntualmente “todas las órdenes que recibía de Fiscalía”, confiando en su “deber de sigilo” y dado que tenían trascendencia y repercusión en el orden público, pero se ha desmarcado de que esas pautas trascendieran públicamente.

Trapero ha recordado la conflictiva relación que mantuvo con el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, coordinador del dispositivo policial del 1-O, que derivó en una “tensión dialéctica” al tratar del uso de la fuerza para impedir el referéndum ilegal. Hasta el punto de que delegar en el comisario Ferrán López para que asistiera a las reuniones de coordinación supuso para él, ha admitido, “una liberación”.

Respecto al operativo desplegado por los Mossos el 1-O ha insistido en que se enmarcaba dentro de “un dispositivo conjunto”. “¿Planteó usted un dispositivo que no servía para nada?”, le ha planteado directamente el fiscal. “Eso no es verdad”, se ha revuelto Trapero, que ha defendido que los binomios de agentes desplazados a los centros de votación estaba “pactado” como parte de una actuación previa. “Lo hicieron muy bien”, ha defendido. El mayor de los Mossos ha replicado al fiscal que el operativo “no tenía otra finalidad que cumplir los mandatos judiciales”. “Nos hubiera encantado que hubiese mejores resultados, sí, pero hubo los que pudimos hacer entre todos”.

Fuente: La Razón

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *