Trump desplegará 1.500 militares más en Oriente Medio por la tensión con Irán

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció hoy el próximo despliegue de unos 1.500 militares más en Oriente Medio, una medida con la que Washington busca “proteger” al resto de sus tropas en la región y que promete agravar las tensiones con Irán.

Al día siguiente de asegurar que probablemente no sería necesario enviar refuerzos a Oriente Medio pese a los roces con Irán, Trump anunció que había aprobado el envío de “aproximadamente 1.500” soldados más a la región, donde EE.UU. ya tiene desplegados más de 20.000.

“Vamos a mandar un número relativamente pequeño de tropas, sobre todo con fines de protección. Hay gente con mucho talento que va a ir ahora mismo a Oriente Medio, y veremos qué ocurre”, dijo Trump a los periodistas antes de despegar rumbo a Japón.

“Las cosas van a ir muy bien en Oriente Medio (…) No creo que Irán quiera luchar, y no creo que quieran luchar con nosotros, pero no pueden tener armas nucleares”, añadió.

Trump aprobó el envío de nuevas tropas después de reunirse este jueves en la Casa Blanca con su equipo de seguridad nacional, incluido el secretario de Defensa en funciones, Patrick Shanahan, quien hoy avisó al Congreso de la medida.

En un comunicado, Shanahan justificó los refuerzos por la necesidad de “salvaguardar a las tropas estadounidenses dada la constante amenaza que presentan las fuerzas iraníes, incluidos los IRGC (Guardianes de la Revolución) y sus socios”.

El despliegue “consistirá en un batallón (del sistema de misiles antimisil) “Patriot”; más aeronaves de inteligencia y vigilancia; ingeniería para proporcionar mejoras de la protección de las tropas en toda la región; y un escuadrón de aeronaves de combate para aumentar el efecto disuasorio” de la maquinaria aérea de EE.UU., explicó.

“Esta es una medida defensiva prudente, que pretende reducir la posibilidad de futuras hostilidades”, argumentó Shanahan.

Según medios estadounidenses, el despliegue se concretará en las próximas semanas y se sumará a las tropas que Washington ya envió este mes al golfo Pérsico a bordo del buque de asalto anfibio “Arlington”, tras denunciar que había detectado “indicios” de planes ofensivos iraníes contra sus fuerzas en Oriente Medio.

El Pentágono complementó el envío de ese buque con más misiles “Patriot”, el portaaviones “Abraham Lincoln” y cazabombarderos.

La tensión entre EE.UU. e Irán se ha disparado desde abril, cuando Washington anunció el fin de las exenciones a la compra del petróleo iraní, y el refuerzo estadounidense en el golfo Pérsico ha llevado a las autoridades de Teherán a amenazar con “una respuesta aplastante” en caso necesario.

Trump aseguró la semana pasada que “espera” no llegar a una guerra con Irán, y sus impulsos aislacionistas hacen que no quiera enfangarse en un nuevo conflicto en Oriente Medio.

Pero el presidente estadounidense ha endurecido su retórica contra Irán, al mismo tiempo que se ofrecía para negociar con las autoridades iraníes, una opción que estas han descartado tajantemente.

Algunos legisladores estadounidenses han advertido de que la progresiva escalada de tropas puede desembocar en un nuevo conflicto armado, y el senador republicano Rand Paul pidió hoy a Trump en un tuit que se “replantee” el nuevo despliegue.

“Esta escalada no nos saca de las largas guerras que parecen no tener fin, señor presidente. Confíe en sus instintos y haga caso a los principios por los que hizo campaña, no a los neoconservadores que le rodean y quieren repetir errores del pasado”, dijo Paul en aparente alusión al asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, que en 2003 promovió la invasión de Irak.

Shanahan refutó este jueves la idea de que las nuevas tropas sean el preludio de un conflicto armado, al asegurar que el objetivo “es la disuasión, esto no se trata de guerras”.

Mientras, el senador demócrata Robert Menéndez reveló hoy que Trump planea emitir pronto una declaración de emergencia que le permitirá vender armas a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos sin obtener el visto bueno del Congreso, una medida que se enmarca en la estrategia de presión a Irán.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *