Vara: «Resuelvan lo del tren o pensarán que sí hay dos Españas»

Rocío Esteban- Más latente y más grave. Así se denotaban ayer las consecuencias de la crisis ferroviaria en Extremadura, que se ha colado de lleno entre dos gobiernos socialistas, el autonómico de Guillermo Fernández Vara, y el central de Pedro Sánchez. Si el miércoles la Junta extremeña llegó a tachar de «inútil» al departamento de Fomento, ayer jueves el propio presidente de la Junta trató de dejar fuera de cualquier escenario el posible rédito político que el Gobierno podría sacar sobre una cuestión de «interés público», como son las pésimas condiciones que sufren los viajeros que transitan la línea Badajoz-Madrid y que se convirtió en una odisea para más de 160 pasajeros el pasado 1 y 2 de enero.

Así, en rueda de prensa Fernández Vara exigió al Gobierno «explicaciones, respuestas y acciones concretas» tras el grave incidente del Año Nuevo, de hecho ya ha mantenido sendas conversaciones con Pedro Sánchez y con el ministro de Fomento en las que ahondó en esas exigencias. En cuanto a que este debate sobre la crisis ferroviaria en Extremadura y hacia la posibilidad de que estalle como una arma con carácter electoral, el presidente autonómico fue tajante: «A mí no me van a arrastrar ahí», dijo. Lejos de inmiscuirse en esta guerra que a su juicio podrían promover otras formaciones políticas, Vara apeló al Gobierno y a la red ferroviaria, Renfe, para que resuelvan cuanto antes el conflicto. Así argumentó que «las culpas» de la vieja y deteriorada infraestructura ferroviaria extremeña, informa Efe, «están repartidas» entre todos, por lo que el objetivo debe ser «buscar a quienes pueden aportar soluciones». Vara pidió al Gobierno, en una entrevista a El Confidencial, que «resuelvan lo del tren sino quieren que la gente piense que hay dos Españas».

El presidente de la Junta puso de manifiesto la importancia de mantener «la unidad de acción» del pacto Social y Político por el Ferrocarril en Extremadura y exigió el cumplimiento de los objetivos de mejora de la infraestructura. «Ahora más que nunca» debe hacerse pues «ha quedado demostrado que la situación es insostenible», lamentó.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, indicó que entendía la «indignación» de los usuarios del tren por las averías «inadmisibles». Asimismo, el ministro anunció su intención de comparecer ante el Congreso para informar «sobre el déficit de las infraestructuras y los servicios ferroviarios en Extremadura». Una comparecencia que tendrá lugar a petición propia, a pesar de que el miércoles el PP ya había registrado una solicitud de comparecencia del ministro. DesdeCiudadanos y Podemos, tacharon de «vergonzosa» y «bochornosa» la solución de Renfe, que pasa por dotar de un mecánico a cada tren, entre otras. La portavoz del grupo Cs en la Asamblea de Extremadura, María Victoria Domínguez, exigió la convocatoria «urgente» del Pacto por el Ferrocarril. Sobre las declaraciones de Renfe. la portavoz las calificó como un «auténtico chiste». Unidos Podemos registró una petición de comparecencia urgente del ministro de Fomento en el Congreso y le instó a dar una fecha para la completa sustitución de los trenes S598.

En cuanto a los guiños de Sánchez a los independentistas, Vara llamó en La Sexta, de manera velada, a «no jugar con las palabras» en referencia a su apoyo a los PGE que pueda comprometer la unidad de España.

El Gobierno se enfrenta a la primera crisis de 2019 tras el varapalo en las urnas andaluzas, al igual que el barón extremeño a la prueba de continuidad en el gobierno autonómico, a cuatro meses de que se celebren las elecciones autonómicas.

Fuente: La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *