¡Vaya comienzo el de la «À.»!

La nueva Radiotelevisión valenciana se caracteriza desde el primer minuto de su nacimiento por la conflictividad, la ausencia de consenso y la falta de transparencia. Es patente la intransigencia del tripartito que conforma la mayoría en Les Corts –PSPV, Compromís y Podemos- a la hora de designar los miembros del Consejo rector, ahora Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC), hasta la elaboración de los presupuestos, pasando por la incomprensible denominación «À.» ((A punt) en una clara complicidad de catalanidad.

A los hechos me remito. Uno, Rafael Xambó, su tendencia es de sobra conocida –en eso no engaña- impone el nombre sin siquiera discutir ni considerar la justificada petición de cambiarlo. Dos, los tres partidos referidos (Ciudadanos no sabe a qué juega) se niegan a aceptar una de las personas propuesta por el PP para la CVMC.

Tres, el Consell elude pasar por el control de la Abogacía y de la Intervención de la Generalitat, y lo que es peor, de Les Corts, al elaborar los Presupuestos. ¿Dónde están los adalides de la transparencia de PSPV, Compromís y Podemos, los que ahora eluden pasar controles previstos por la Ley? La excusa de que «À.» empieza la actividad como empresa en 2017 no es cierta. Ya hubo partida presupuestaria y gasto en 2016.

Dejo para otro día la forma con que se ha programado elegir los primeros 62 componentes de la plantilla.

Lo dicho. Este no es el mejor comienzo para lo que pregonan como un servicio a todos los valencianos. ¡Vaya comienzo!. Así es la vida.

Source: Comunitat Valenciana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *