Vía libre para la estación logística Fuente de San Luis

«Esta fotografía no tiene precio», admitía ayer el presidente del puerto de Valencia, Aurelio Martínez, tras la reunión a cuatro bandas que permitirá desbloquear la estación intermodal de Fuente de San Luis (Valencia).

La Generalitat, el Puerto, el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Valencia trabajarán de manera conjunta para transformar las instalaciones actuales en una estación preparada para que las mercancías cambien de un modo de transporte a otro. A día de hoy, únicamente se clasifican los vagones.

Los presentes resaltaron que la situación actual impide aprovechar la situación estratégica de la misma. La estación está en el enclave perfecto para recibir las mercancías del puerto, las de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) y las de Mercavalencia. Además, se explotarán las conexiones con las plataformas de Parc Sagunt, Ribarroja y Almussafes y será clave en el desarrollo del Corredor Mediterráneo.

Tanto es así que la Generalitat considera que tendrá un ámbito de influencia del 75 por ciento de la Comunitat Valenciana y el Ministerio de Fomento afirma que es uno de los seis puntos claves en materia de logística.

Dado que el punto de partida está claro, todo parece apuntar a que esta vez no habrá pelea entre Administraciones. De hecho, fue la consellera de Vivienda y Obras Públicas, María José Salvador, la que anunció la pasada semana que tomaba la iniciativa de convocar a los responsables del Gobierno central y estos respondieron a la cita marcada.

En cualquier caso, Martínez apuntó que incluso siendo optimistas, la estación intermodal de Fuente de San Luis no estará en marcha antes de tres años.

En los próximos quince días se constituirá una comisión técnica que empezará a trabajar en la fórmula jurídica para iniciar todo el proceso.

Aunque todavía queda mucho por definir y la intención es comenzar desde cero este proyecto, la parte que debe asumir cada Administración está clara.

La Generalitat cederá los 355.000 metros cuadrados de suelo que tiene en esta zona, el Puerto de Valencia realizará la aportación económica para la infraestructura y Adif tasará la inversión ya ejecutada.

A partir de ahí, lo más probable es que se opte por constituir una sociedad y que se saque a concurso público la explotación. La concesionaria complementará la superestructura y explotará el servicio. Salvador aseguró que en este tipo de operaciones es donde tiene sentido la colaboración público- privada y defendió la necesidad de realizar un nuevo protocolo que sustituya a los del «siglo pasado».

Por su parte, Martínez calculó que la inversión total puede ascender a los 30 millones de euros, 13 de los cuales los aportará el Puerto de Valencia.

Source: Comunitat Valenciana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *